Verrugas del cuerpo

Las verrugas están causadas por el virus del papiloma humano (VPH). Se conocen más de 100 tipos distintos del VPH, que causan verrugas en diferentes partes del cuerpo. Aunque las verrugas pueden ser antiestéticas, por lo general son inofensivas, aunque pueden propagarse a otras partes del cuerpo.

El sistema inmunitario de cada persona responde de forma distinta a las verrugas. Una persona puede estar expuesta al virus y no contraer verrugas. Otra puede tener muchas verrugas al mismo tiempo. Si le aparecen muchas verrugas a la vez, puede ser recomendable que consulte al médico de familia, quien podrá ayudarle a decidir cuál es la mejor opción de tratamiento, además de confirmar que esas protuberancias que se le han formado en el torso, la cara y el cuello son, en realidad, verrugas.

Existen cuatro tipos principales de verrugas (es decir, distintas formas de los virus tienen preferencia por células de partes específicas del cuerpo):

  • Verrugas comunes (se forman en las manos y los dedos de las manos)
  • Verrugas plantares (se forman en los pies)
  • Verrugas planas (se forman en las manos, las rodillas y las piernas)
  • Verrugas genitales (su nombre lo dice todo)

 

Verrugas en las piernas, las rodillas y los codos

Las verrugas que crecen como pequeñas protuberancias cutáneas benignas e inofensivas en piernas, rodillas y codos son verrugas planas. Se pueden formar en cualquier zona de la piel, pero lo más frecuente es que lo hagan en las rodillas, las piernas, los brazos y los codos. Estas protuberancias de piel engrosada tienen unos márgenes bien definidos. Son frecuentes en niños, pero los adultos también pueden verse afectados por estas verrugas víricas. Son contagiosas. El periodo de incubación es de 90 días. La mayoría de ellas son del mismo color que la piel y su superficie puede ser áspera o lisa. Pueden estar aisladas o en grupos. En muchos casos desaparecen de forma espontánea, sin tratamiento, en el transcurso de 6 meses, pero en ocasiones pueden persistir durante uno o dos años.

Las verrugas deben tratarse si aumentan de tamaño y duelen. Muchas personas desean eliminarlas por motivos estéticos, sobre todo las que se encuentran en partes del cuerpo que quedan a la vista.