Síntomas de las verrugas comunes

Las verrugas comunes se producen normalmente en los dedos de las manos, en los pies o en las manos. Pueden ser pequeñas protuberancias carnosas, granulosas, de color carne, blanco, rosa o pardo y ásperas al tacto. Están salpicadas de puntitos negros que son capilares sanguíneos coagulados.
  • ¿Verruga plantar o verruga común?

Las verrugas comunes son pequeñas protuberancias que se forman en la piel. Las verrugas plantares son un tipo de verrugas que afectan a la superficie inferior de los pies y de las manos. Las verrugas comunes y plantares son muy variadas en formas y tamaños. Pueden afectar a cualquier parte del cuerpo, pero son más frecuentes en las manos y los pies.

 

  • ¿Qué aspecto tienen las verrugas plantares?

Las verrugas plantares se forman en las plantas de los pies. Son de color blanco y a menudo tienen un punto negro en el centro. Las verrugas plantares tienden a ser planas y pueden ser dolorosas si están en una zona de carga del peso.

 

  • ¿Qué aspecto tienen las verrugas comunes?

Las verrugas comunes tienden a ser redondeadas u ovaladas, aunque algunas son largas y finas. Suelen ser de consistencia firme y estar abultadas. Tienen una superficie áspera, irregular, que recuerda a una coliflor, aunque algunas son lisas. Su tamaño varía desde menos de 1 mm hasta más de 1 cm de diámetro. Pueden aparecer aisladas o en grupos. Las protuberancias pueden ser dolorosas o cambiar de aspecto y color.

  • Verrugas que producen picor

Las verrugas son trastornos cutáneos muy frecuentes causados por virus, que se manifiestan como protuberancias en la piel. No suelen ser dolorosas, pero pueden resultar antiestéticas y, según donde estén situadas, pueden picar o resultar molestas.

¿Por qué pican las verrugas? Una posibilidad es la fricción. Si tiene verrugas plantares, la piel y la verruga están en continuo contacto con los calcetines y los zapatos o, si camina descalzo, con el suelo. Este contacto pude producir picor. Otro motivo es el virus que causa la verruga: el VPH. Algunos VPH tiene el picor entre los síntomas que provocan.

Las verrugas comunes se forman en las manos y en otras partes del cuerpo. Si la parte del cuerpo que tiene verrugas estás sometida a fricción continua, esto puede causar picor.

Las verrugas planas también pueden provocar picor. Las verrugas de la planta del pie, al estar en contacto con los calcetines, los zapatos o las superficies duras del suelo, pueden causar picor. También pueden picar las verrugas subungueales o periungueales (las que aparecen debajo o alrededor de las uñas de los dedos de manos y pies).

Aunque los tipos de verrugas que acabamos de mencionar pueden causar un cierto picor, existen dos tipos concretos que provocan una incómoda necesidad de rascarse: las verrugas genitales y los moluscos contagiosos. Las verrugas genitales se forman en el pubis y/o la vagina o alrededor de la zona anal o genital, y se considera que producen mucho picor. Se deben a una infección por el VPH y son una de las enfermedades de transmisión sexual más extendidas.

Los moluscos contagiosos se manifiestan con picor con el síntoma principal. Los moluscos contagiosos se llaman a veces verrugas de agua. Se producen en la piel del tórax, la parte superior de los muslos y el abdomen, y a veces en las membranas mucosas. A diferencia de las verrugas comunes, estas son de color carne, están hundidas en el centro y se presentan en grupos. Las infecciones se adquieren a menudo en piscinas, centros de cuidados de día, escuelas y lugares de trabajo. Este tipo de verrugas está estrechamente relacionado y están causadas por un poxvirus.

 

  • Verrugas negras

Las verrugas seborreicas o verrugas negras son siempre protuberancias rugosas benignas, por tanto no cancerosas, de la piel. No suelen necesitar tratamiento. A las verrugas seborreicas se les llama también verrugas seniles. Se suelen manifestar como manchas grasientas o costras que parecen pegadas a la piel. El color puede variar, pero normalmente es marrón oscuro o negro.

Suelen ser redondas, a veces ovaladas, y en algunos casos tienen forma irregular. Su tamaño varía desde uno hasta varios centímetros de diámetro. Las verrugas seborreicas tiendes a aparecer por primera vez alrededor de los 40 años. En algunas familias hay una predisposición genética a este tipo de verrugas. Se desconoce la causa real que provoca su aparición. Es más probable que se formen varias verrugas seborreicas al envejecer. Además, con el tiempo cada verruga tiende a hacerse ligeramente más grande y más oscura. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, fuera de las palmas de las manos y de los pies. Las verrugas seniles no se contagian y no son cancerosas. El problema principal es que pueden ser muy antiestéticas, sobre todo si están en la cara.

 

  • Verrugas marrones

Las verrugas marrones son queratosis seborreicas, como las negras y, al igual que ellas, se trata de papilomas de las células basales. Las queratosis seborreicas son muy frecuentes y consisten en protuberancias de la piel inofensivas, a menudo pigmentadas. En el Reino Unido, más de la mitad de los hombres y más de un tercio de las mujeres tienen al menos una verruga negra o marrón. A los 40 años de edad, el 30 % de la población está afectada, y a los 70 años, el porcentaje aumenta al 75 %. También se encuentran en personas jóvenes. Las queratosis seborreicas son inofensivas, pero a menudo se consideran una molestia. Pueden picar, inflamarse y engancharse con la ropa. A la mayoría de las personas no les gusta el aspecto que tiene, sobre todo si se encuentran en la cara.

Las queratosis seborreicas tienen una superficie áspera y su color va del marrón dorado al marrón oscuro casi negro. Puede afectar a todo el mundo, pero en personas de piel oscura pueden presentarse como múltiples protuberancias pequeñas de color marrón oscuro o negro, sobre todo en la cara y el cuello, y se denomina dermatosis papulosa nigra. Las queratosis seborreicas pueden causar preocupación si se inflaman o sangran. En caso de duda, puede realizarse una biopsia de piel para confirmar el diagnóstico. Las queratosis seborreicas individuales pueden eliminarse con éxito. Sin embargo, continuarán apareciendo nuevas lesiones. Su eliminación podría no estar cubierta por los servicios de salud locales.

Se recomienda consultar al médico si las verrugas son dolorosas, se multiplican rápidamente, interfieren con cualquiera de las actividades de la vida diaria, no responden a los tratamientos realizados en casa o si cambian de aspecto o de color.