Acerca de las verrugas plantares

Las verrugas de los pies o verrugas plantares están causadas por el virus del papiloma humano. El VPH está por todas partes. Se puede propagar de una persona a otra. Uno también puede infectarse al tocar superficies que han estado en contacto con el virus, sobre todo si se trata de lugares cálidos y húmedos, como el interior de los zapatos o el suelo de una piscina pública, el gimnasio o las duchas.

El virus puede estar incubándose durante semanas o meses, pero transcurrido ese periodo, puede aparecer de repente una verruga aislada o un grupo de verrugas. La buena noticia es que, cuantos más años cumplimos, menos probabilidades tenemos de que se nos formen nuevas verrugas. Esto se debe a que el cuerpo aumento su respuesta inmunitaria al VPH a lo largo del tiempo.

Las verrugas plantares son planas y ásperas y suelen tener los bordes bien marcados. Son de color carne o parduzco y tienen puntitos negros en el centro. Estos puntos son los extremos de capilares sanguíneos secos.

Dado que las verrugas son tejidos vivos que se nutren a partir de nuestra sangre, son más lentas de tratar y es necesario armarse de paciencia allí donde un callo podría eliminarse en unos pocos días. Se debe utilizar un tratamiento potente que no solo elimine la verruga plantar, sino también la raíz de la misma.

 

  • Verrugas de los dedos del pie

Las verrugas de los dedos del pie están causadas por virus de la familia del papiloma humano y son como callos que crecen hacia dentro. Las verrugas de los dedos del pie son del mismo tipo que las plantares. Las verrugas plantares se nutren a partir de los vasos sanguíneos y pueden persistir durante mucho tiempo, ya que los pies calientes son un entorno favorable para ellas.

Las verrugas plantares son muy callosas y tiene el aspecto de una coliflor con un montón de puntos negros en su interior. Sangran con facilidad y el aumento de la callosidad puede hacer que resulten incómodas a la hora de caminar.

 

  • Verrugas de los pies

Las verrugas de los pies o verrugas plantares son un tipo de verrugas que afectan a la superficie inferior de los pies. La presión hace que crezcan hacia dentro. Las verrugas plantares se nutren a partir de los vasos sanguíneos y pueden persistir durante mucho tiempo, ya que los pies calientes son un entorno favorable para ellas.

Su forma y tamaño son muy variados. Pueden empezar como una protuberancia con la superficie áspera en un dedo del pie, o puede ser aplanada como en las verrugas plantares. Las verrugas plantares puede aparecer en cualquier parte del pie. Cuanto más aumenten el callo y la verruga, más doloroso será caminar y más se parecerá a hacerlo con una piedra en el zapato. Cuando la presión ejercida al estar de pie o caminar empuja a la verruga plantar ha centro, se forma una capa de piel gruesa y resistente, similar a un callo, sobre ella. A veces se pueden apreciar manchas oscuras bajo la superficie de la verruga. Las verrugas cubren las líneas y arrugas en la piel, lo que las distingue de otras afecciones cutáneas como los acrocordones o los lunares.

Dado que las verrugas son tejidos vivos que se nutren a partir de nuestra sangre, son más lentas de tratar y es necesario armarse de paciencia allí donde un callo podría eliminarse en unos pocos días. Se debe utilizar un tratamiento potente que no solo elimine la verruga plantar, sino también la raíz de la misma.

Utilice siempre chancletas en zonas comunales, como gimnasios, piscinas y vestuarios, para evitar contagiarse.

 

  • Verruga plantar

Las verrugas plantares aparecen en la superficie inferior de los pies, es decir, en la zona de la planta, y de ahí su nombre.

Las verrugas plantares se localizan a veces en el talón y en los dedos. La verrugas plantares se asemejan a placas gruesas y duras de piel con manchas oscuras. Por lo general crecen hacia dentro de la piel debido al peso de la persona, que aplasta las verrugas contra las plantas de los pies. Las verrugas de los pies pueden ser dolorosas, sobre todo si se presentan en zonas de carga del peso al andar o al permanecer de pie. Es frecuente que las verrugas plantares tengan capilares sanguíneos coagulados que se manifiestan como puntos negros en la parte central, rodeados de una zona blanca dura.

Las verrugas plantares incluyen una o más mirmecias dolorosas que crecen hacia el interior de la planta del pie.