Tratamientos para verrugas en las manos

Las verrugas comunes de los dedos y las manos son pequeñas protuberancias granulosas. Son ásperas al tacto y a menudo presentan un patrón de diminutos puntos negros que recuerdan a semillas y que son capilares sanguíneos coagulados.

El objetivo del tratamiento es destruir la verruga, estimular la respuesta inmunitaria para que luche contra el virus o ambas cosas. El tratamiento puede necesitar semanas o meses. Incluso con tratamiento, las verrugas tienden a reaparecer y a propagarse. Los médicos suelen comenzar con los métodos menos dolorosos, sobre todo si se trata de niños pequeños.

 

  • Ácido salicílico
    Los medicamentos con receta para las verrugas a base de ácido salicílico actúan eliminando las capas de la piel por fases. Los estudios demuestran que el ácido salicílico es más eficaz cuando se combina con crioterapia.

  • Crioterapia
    El tratamiento por congelación que se administra en la consulta médica consiste en aplicar nitrógeno líquido a la verruga. Esto provoca la formación de una ampolla debajo y alrededor de la verruga. Después, el tejido muerto se desprende al cabo de una semana, más o menos. Este método también estimula al sistema inmunitario para que combata al virus. Puede que sea necesario realizar más de una aplicación.

  • Ácido bicloroacético o tricloroacético
    Si el ácido salicílico o la congelación no funcionan, el médico podría intentarlo con ácido bicloroacético o tricloroacético. En este método, el médico primero rebaja la superficie de la verruga y luego aplica el ácido mediante un bastoncillo de madera. Se recomienda repetir el tratamiento una vez por semana, aproximadamente. Los efectos secundarios son ardor y escozor.

  • Láser
    Tratamiento mediante láser. El tratamiento con láser de colorante pulsado quema (cauteriza) los capilares sanguíneos. El tejido infectado podría llegar a morir y la verruga caería. Las pruebas que avalan la eficacia de este método son limitadas, y puede ser doloroso y causar cicatrices.