Tratamiento de las verrugas con ácido salicílico

Los ácidos de aplicación tópica también pueden ser un medio eficaz de tratar las verrugas. Las ventajas de esta forma de tratamiento es que no es doloroso y no restringe la actividad. La otra cara es que con frecuencia se requieren varias aplicaciones y la tasa de fracasos en más elevada que con la escisión quirúrgica. Un metanálisis de 77 estudios relevantes demostró que un tratamiento combinado de ácido salicílico y crioterapia tenía una tasa de curaciones más alta de cualquiera de las dos opciones por separado.

Los resultados del análisis combinado arrojaron una tasa de curación del 58 % (38 % a 78 %) en los ensayos con la combinación de crioterapia y ácido salicílico. Aparte del uso de ácido salicílico y la crioterapia intensiva, no hay pruebas suficientes que respalden otros tratamientos.

  • Solución de ácido salicílico:
    Antes de aplicar dicha solución se debe remojar la zona de la verruga con agua templada. Este procedimiento ablanda la piel y la solución tendrá más efecto.

    El tratamiento de las verrugas con soluciones ácidas se realiza antes de acostarse: se debe aplicar directamente en las zonas afectadas; la piel sana circundante no debe exponerse al medicamento. Luego se venda la zona o se cubre con un esparadrapo. Por la mañana se lava la zona para eliminar el ácido. Tras un tratamiento largo, las verrugas se ablandan por acción del medicamento y pueden eliminarse con piedra pómez.

     

  • Pomada de ácido salicílico:
    A menudo se utiliza también una pomada de ácido salicílico al 60 % para eliminar las verrugas. Para que sea más eficaz, debe lavar la piel afectada con agua templada antes de aplicar la pomada. Luego se espera a que la piel se seque y a continuación se aplica la pomada. Se cubre la piel afectada con una capa fina de pomada.

    La superficie tratada debe vendarse, motivo por el cual este procedimiento suele realizarse antes de acostarse. Por la mañana se lima la verruga con piedra pómez. La duración del tratamiento depende de cada persona y debe seguirse hasta la completa desaparición de la verruga.

     

  • Tratamiento de las verrugas con parches de ácido salicílico:
    El método de tratamiento es más cómodo que los dos anteriores. Estos parches se pueden comprar en casi cualquier farmacia. Contiene azufre y ácido salicílico. Debido al efecto queratolítico del ácido salicílico, el parche ablanda, disuelve y retira el estrato cornificado de la piel.

    Antes de pegar los parches de ácido salicílico en la zona afectada, debe ablandarla con vapor y secarla. El apósito debe permanecer en la piel durante dos días, transcurridos los cuales se retira y se remojan las verrugas en agua templada. Las capas reblandecidas de la piel pueden eliminarse suavemente con una lima de cartón.

    El procedimiento se repite si las verrugas no desaparecen después del primer intento.

     

  • Tratamiento de las verrugas con ácido tricloroacético
    Se utilizan varios tipos de ácidos en los productos para tratar las verrugas, pero el más frecuente, a la par que eficaz, es el ácido salicílico. También son relativamente frecuentes los productos a base de ácido tricloroacético (ATC). El ATC se utiliza además en tratamientos cosméticos y para eliminar tatuajes. Es un líquido transparente, que debe ser aplicado por un profesional sanitario una vez por semana sobre la superficie de la verruga hasta que se vuelva blanca y se reduzca. El ATC también se puede adquirir sin receta, como solución con una concentración de hasta el 80 %, que puede utilizarse de forma segura en casa. También está disponible en solución débil, igualmente eficaz para eliminar las verrugas.

    Los pacientes deben asegurarse de que sea un profesional sanitario o dermatólogo quien aplique el ATC para evitar irritaciones de la piel. El tratamiento puede requerir de 6 a 10 semanas hasta que la verruga desaparezca. La acción del ATC es, por lo general, controlada y se puede prevenir la formación de cicatrices. También es seguro su uso en mujeres embarazadas, ya que no hay estudios que demuestren que puede afectar a la salud de la madre o del niño.

     

  • Efectos del ácido tricloroacético sobre las verrugas
    Con la repetición de las aplicaciones, el ATC puede causar unas leves molestias. El paciente puede llegar a percibir:

    • Sensación de ardor hasta que la solución se seca.
    • Hinchazón de la superficie en la que se aplica el producto.
    • Ligero dolor en la zona.
    • Irritación de la piel, aunque no en todo el cuerpo.

    Consulte inmediatamente al médico si el malestar persiste o se agrava. Puede ser manifestaciones graves los síntomas siguientes: sibilancias, opresión en el pecho, fiebre, picazón, hinchazón de los labios, la lengua o la garganta, y erupciones cutáneas.

     

  • Tratamiento de las verrugas plantares con ácidos
    Las verrugas comunes y plantares son muy variadas en formas y tamaños. Pueden afectar a cualquier parte del cuerpo, pero son más frecuentes en las manos y los pies. No hay diferencias en cuanto al tratamiento de las verrugas comunes y las plantares. Si tiene una verruga común o una verruga plantar, debe tomar ciertas precauciones para no contagiársela a otros. Todos estos tratamientos con ácidos funcionan igual en las verrugas comunes y en las plantares; se basan en el principio de reblandecer o matar las células de la piel que contienen el virus y forman la verruga. Utilice una lima o piedra pómez para eliminar la piel vieja con regularidad. Debajo crecerá piel nueva que es tejido sano y sin virus. Es importante la constancia en el tratamiento.

    Si tiene mala circulación (por ejemplo, a causa de la diabetes o por una arteriopatía periférica) consulte a su médico antes de tratar usted mismo una verruga común o una verruga plantar.