Eliminación natural de las verrugas

Para muchas personas los remedios caseros son el primer paso para tratar de eliminar una verruga. Algunos de estos tratamientos pueden tener éxito, pero suelen ser lentos, o pueden no funcionar del todo. Un remedio casero muy popular es aplicar vinagre de sidra, que es además probablemente uno de los más eficaces. Con ello se consigue, con el tiempo, que la verruga se vuelva negra y se caiga. Es esta página puede encontrar una lista de remedios naturales caseros.

Aquí van algunos consejos y trucos para eliminar verrugas de forma natural. Mientras tanto, no olvide la prevención: no camine descalzo, no comparta artículos de higiene personal y no toque las verrugas, ya sean suyas o de los demás.

    1. Reforzar el sistema inmunitario.
    2. Impedir la propagación.
    3. Piña. Aplicar el jugo de piña fresco directamente en la verruga varias veces al día. Los ácidos y enzimas naturales de la fruta ayudarán.
    4. Ajo. Machar algunos ajos frescos con agua y aplicar la pasta sobre la verruga. Cubrir con una venda. Repetir cada pocas horas y continuar la aplicación hasta que la verruga desaparezca.
    5. Levadura en polvo. Mezclar levadura en polvo y aceite de ricino hasta formar una pasta, aplicar en la verruga por la noche y cubrir con una venda. Repetir cada día. También puede probar con albahaca fresca triturada aplicad de la misma manera, o incluso mezclar ambos remedios.
    6. Vitaminas. Machacar un comprimido de vitamina C y mezclar con agua hasta formar una pasta fina. Aplicar en la verruga y cubrir con una venda. También puede probar a romper una cápsula de vitamina E, frotar la verruga con el contenido y cubrir.
    7. Aspirina. Machacar un comprimido y mezclar con un poco de agua, aplicar la pasta sobre la verruga, cubrir y mantener durante toda la noche. Repetir varias noches seguidas hasta que la verruga desaparezca.
    8. Aceite de árbol del té. Aplicar directamente en la verruga y cubrir con una venda. Repetir cada día. También puede mezclarlo con aceite de clavo y/o incienso para que sea más potente.
    9. Propóleo. Algunas personas han obtenido buenos resultados aplicando directamente propóleo sobre la verruga varias veces al día. También puede aplicarlo por la noche y cubrirlo hasta la mañana siguiente.
    10. Aloe vera. Es mejor si se usa la planta fresca. Rompa una hoja y frote el gel que contiene sobre la verruga. El áloe contiene ácido málico. Si no dispone de la planta, utilice el gel de áloe más puro que pueda encontrar. Cubrir después de cada aplicación.
    11. Hamamelis. El extracto de hamamelis es un poderoso astringente. Para realizar el tratamiento, compre extracto puro de hamamelis en una herboristería y aplíquelo directamente sobre la verruga. Déjelo actuar alrededor de 10 minutos y después retírelo con un paño limpio y seco. Si se utiliza este tratamiento dos veces al día, ¡se pueden eliminar las verrugas genitales en un par de semanas!
    12. Aceites esenciales de clavo, lavanda e incienso. Puede incluso obtener los mismos resultados reemplazando el aceite de ricino por uno de los siguientes aceites: orégano, vitamina E, limón, anacardo, pescado, hígado de bacalao, ajenjo o sándalo, zumo de limón o Aloe vera.
    13. Asclepia. La aplicación tópica de jugo del tallo de asclepia es un remedio tradicional para las verrugas. Se han comunicado muchos casos de éxito con estas plantas originarias de Norteamérica.
    14. Hojas de albahaca trituradas. La albahaca es rica en compuestos con propiedades antibióticas y antivíricas. La aplicación de hojas de albahaca en las verrugas puede secarlas gradualmente e, incluso, hacerlas desaparecer. Esta es una de las formas naturales de eliminar verrugas. Machaque unas pocas hojas de albahaca fresca y frote las verrugas con esta pasta. También puede aplicar las hojas machacadas sobre la verruga y cubrirlas con esparadrapo. Al cabo de unos días podrá observar que las verrugas han desaparecido y han dado paso a una nueva capa de piel.
    15. Plátano (raspaduras del interior de la piel). Deshacerse de las verrugas es más fácil de lo que piensa si utiliza piel de plátano. Puede colocarse un pedacito de la piel sobre la verruga y cubrirla con cinta de embalar. Déjelo actuar durante unas horas. También puede utilizarse piel de limón para cubrir las verrugas.
    16. Diente de león. Rompa el tallo de una flor de diente de león y aplique el jugo blanco ("leche") sobre la verruga. Cubra con una venda para retenerlo. Repita por la noche y de nuevo cada mañana y noche hasta que la verruga desaparezca.
    17. Papaya. Contiene una enzima que digiere el tejido muerto. Haga cortes superficiales en la piel de una papaya que no esté madura, recoja la savia que rezuma y deje que se coagule. Mezcle esta savia espesada con agua y aplíquela por la mañana y por la noche.
    18. Patata cruda. Aunque no parece haber una razón lógica para ello, uno de los remedios más populares para las verrugas es frotarlas con una patata. Esta teoría no goza de mucha credibilidad científica, pero a lo largo de los siglos mucha gente la ha seguido y han tenido éxito. ¡Merece la pena intentarlo! Según cuenta la tradición, tiene que enterrar la patata después de usarla y, cuando la desentierre 2 semanas después, la patata tendrá una verruga (y la suya habrá desaparecido). Desde luego, esto es completamente opcional.
    19. Cebolla. Aplicar jugo de cebolla sobre las verrugas y dejarlo actuar toda la noche. Repetir el tratamiento regularmente durante al menos 15 días. La verruga se secará y caerá por si sola.
    20. Aceite de ricino. El aceite de ricino tiene excelentes propiedades antiinflamatorias. Se pueden aplicar unas gotas sobre la verruga, aunque hay que tener en cuenta que su olor es repulsivo. Para facilitar el tratamiento, puede mezclarlo con un poco de aceite de menta. También puede utilizar aceite de vitamina E. Empale una pequeña torunda de algodón en aceite de ricino, colóquela sobre la verruga y sujétela con esparadrapo. Déjelo actuar toda la noche. Repitiendo este sencillo remedio durante una semana, las verrugas de irán para siempre.
    21. Pasta de zanahoria y aceite de oliva.
    22. Bicarbonato sódico mezclado con vinagre.
    23. Orina (remedio de las abuelas).
    1. Cinta de embalar. Hay algunas pruebas científicas que respaldan el uso de cinta de embalar en el tratamiento de las verrugas comunes y plantares. Se coloca un trozo de cinta de embalar del tamaño adecuado sobre la verruga común o la verruga plantar durante unos 6 días. Si la cinta se cae, debe sustituirse por una nueva. Tras 6 días de tratamiento, se sumerge la verruga común o la verruga plantar en agua. Se repite el proceso de forma ininterrumpida durante unos 2 meses.
    2. Un aspecto que se debe tener en cuenta, sobre todo cuando se trata de niños, es la confianza. Mi amiga Helena me contó que su padre le frotó las verrugas con una moneda y le dijo que desaparecerían. Y así fue. En Internet abundan las historias que hablan de varias curas que funcionaron en niños, como colorear las verrugas. Creer en la curación es lo que produce el resultado. Los niños son muy sugestionables. Vale la pena probar.
    3. Corteza de abedul. Humedezca un trozo de corteza de abedul y colóquelo sobre su verruga, con la cara interior de la corteza hacia su piel. Dicha corteza contiene salicilatos, que también se encuentran en muchos tratamientos antiverrugas de venta sin receta.
    4. Vinagre de manzana. Para realizar este sencillo procedimiento de eliminación de verrugas solo necesita tres cosas: vinagre de manzana, pequeñas torundas de algodón o los extremos de los bastoncillos, y esparadrapo o tiritas. Cada noche, antes de acostarse, empape el algodón en vinagre de manzana, aplíquelo sobre la verruga y sujételo con esparadrapo. Déjelo toda la noche o, si lo desea, 24 horas, pero cambie el algodón con vinagre y el esparadrapo cada noche durante una semana. La verruga se hinchará y puede que note cómo palpita a medida que reacciona con el vinagre; después empezará a volverse negra en los primeros dos días y, tras una o dos semanas, desaparecerá.

 

NOTA: Es importante continuar el tratamiento durante algunos días, incluso durante una semana, después de la caída de la verruga para asegurarse de que no reaparezca. Algunas de estas curas son dolorosas. Hay algunas pruebas científicas que respaldan el uso de cinta de embalar en el tratamiento de las verrugas comunes y plantares. Se coloca un trozo de cinta de embalar del tamaño adecuado sobre la verruga común o la verruga plantar durante unos 6 días. Si la cinta se cae, se sustituye por una nueva. Tras 6 días de tratamiento, se sumerge la verruga común o la verruga plantar en agua. Se repite el proceso de forma ininterrumpida durante unos 2 meses.

Aquí van algunos consejos y trucos más para eliminar verrugas de forma natural. Si tiene verrugas, no olvide la prevención: no camine descalzo, no comparta artículos de higiene personal y no toque las verrugas, ya sean suyas o de los demás.