Productos para eliminar las verrugas

El siguiente paso para las personas que no han logrado acabar con la verruga usando remedios caseros es acudir a la farmacia. La mayoría de los remedios vendidos en las farmacias contienen ácido salicílico, que se puede encontrar en muchas presentaciones, como geles, cremas, apósitos o parches. El ácido salicílico ablanda y disuelve la verruga y es un tratamiento muy popular. Las verrugas comunes y plantares pueden eliminarse con tratamientos de venta sin receta específicos para ellas. Son productos que queman la capa superior de la piel afectada. Además de los geles, cremas y pomadas, disponemos de los sprays para crioterapia.

Cremas

Se pueden quemar las verrugas de varias formas. Las cremas y pomadas son una opción. Sin embargo, solo suelen recetarlas los especialistas cuando han fallado otros tratamientos. Los tratamientos para las verrugas comunes y plantares pude que no estén cubiertos por los servicios de salud, a menos que sean muy graves o se asocien a complicaciones. Las cremas para tratar las verrugas actúan matando el virus (cremas viricidas) o bien impidiendo que las células de la piel sigan multiplicándose. El médico puede recetar para tratar las verrugas cremas que se utilizan normalmente para el cáncer de piel.

Hay una serie de tratamientos no tradicionales que han funcionado con algunas personas, pero no existen pruebas de que sean mejores que el ácido salicílico y la crioterapia:

  • Zinc. Disponible como pomada para aplicar sobre la verruga o en comprimidos. La formulación oral puede ser especialmente eficaz en personas con falta de Zinc.
  • Nitrato de plata. Está disponible en solución o en pomada, para aplicar sobre la verruga.

 

Apósitos

El principio activo de los apósitos para verrugas en la mayoría de estos tratamientos es el ácido salicílico. Los estudios han demostrado que en dos terceras partes de los casos las verrugas se eliminan en 12 semanas con un tratamiento a base de ácido salicílico.

El ácido salicílico y otros tratamientos para las verrugas destruyen también la piel sana, por lo que es importante protegerla antes de aplicar el tratamiento. Utilice vaselina o un parche para callos con el fin de cubrir la piel alrededor de la verruga.

Se debe remojar la verruga durante 5 minutos y después seguir las instrucciones de aplicación del producto. Algunos médicos recomiendan colocar un apósito sobre la verruga tras aplicar el medicamento.

 

Remedios caseros

 

Para muchas personas los remedios caseros son el primer paso para tratar de eliminar una verruga. Algunos de estos tratamientos [enlace al punto 18] pueden tener éxito, pero suelen ser lentos, o pueden no funcionar del todo. Un remedio casero muy popular es aplicar vinagre de sidra, que es además probablemente uno de los más eficaces. Con ello se consigue, con el tiempo, que la verruga se vuelva negra y se caiga. Es esta página puede encontrar una lista de remedios caseros.

Hay algunas pruebas científicas que respaldan el uso de cinta de embalar en el tratamiento de las verrugas comunes y plantares. Se coloca un trozo de cinta de embalar del tamaño adecuado sobre la verruga común o la verruga plantar durante unos 6 días. Si la cinta se cae, se sustituye por una nueva. Tras 6 días de tratamiento, se sumerge la verruga común o la verruga plantar en agua. Se repite el proceso de forma ininterrumpida durante unos 2 meses.

 

Gel 

La mayoría de los tratamientos de venta sin receta, como cremas, geles, lociones y emplastos con medicamento, se encuentran disponibles en las farmacias. El principio activo en la mayoría de estos tratamientos es el ácido salicílico. Los estudios han demostrado que en dos terceras partes de los casos las verrugas se eliminan en 12 semanas con un tratamiento a base de ácido salicílico. El ácido salicílico y otros tratamientos para las verrugas destruyen también la piel sana, por lo que es importante protegerla antes de aplicar el tratamiento. Utilice vaselina o un parche para callos con el fin de cubrir la piel alrededor de la verruga.

Se debe remojar la verruga durante 5 minutos y después seguir las instrucciones de aplicación del producto. Algunos médicos recomiendan colocar un apósito sobre la verruga tras aplicar el medicamento.

Retire el tejido muerto de la verruga una vez a la semana con ayuda de piedra pómez o una lima de cartón (no comparta con nadie ninguno de estos objetos). Puede que se deba aplicar el tratamiento diariamente durante 12 semanas o más. Interrumpa el tratamiento si la piel se vuelve sensible. Si tiene verrugas en la cara no utilice un tratamiento con ácido salicílico. En ese caso, consulte a su médico.

Si tiene mala circulación (por ejemplo, si sufre diabetes o vasculopatía periférica) consulte a su médico antes de utilizar tratamientos de venta sin receta que contengan ácido salicílico. Esto se debe a que aumenta el riesgo de provocar daños en la piel, los nervios y los tendones.