Son contagiosos los acrocordones

Los acrocordones no se contagian de una persona a otra. Son muy frecuentes en la población general, con una prevalencia del 46 %. Está prevalencia aumenta con la edad, de manera que los encontramos en el 59 % de los adultos antes de que cumplan los 70 años. La mayor parte de las personas tendrán un acrocordón algún día. Los hombres y las mujeres son igual de propensos. El embarazo, la diabetes y la obesidad se asocian al desarrollo de acrocordones. En las personas con sobrepeso, esto puede deberse a una mayor fricción de la piel entre sí causada por un exceso de pliegues cutáneos y la consiguiente abrasión.